• Reconversion monearía ¿Soberana?

    En medio de la peor crisis de la historia de Venezuela, enfrentando el mayor desabastecimiento vivido, que no se limita a los alimentos básicos o medicinas, sino también tenemos que batallar cada día con la escasez de efectivo, el gobierno de Maduro se le ocurre realizar otra reconversión monetaria, quitándole 3 ceros a la moneda, y cambiar nuevamente el cono monetario del país.

    Esta medida es la principal muestra de la incapacidad del gobierno de sostener su modelo económico que solo crea inflación y miseria, con un déficit público irresponsable, que ha venido destruyendo de manera acelerada el valor de nuestro símbolo monetario, y provoca la creación de otra moneda que ahora llaman “Soberana”.

    Sus malas políticas económicas han multiplicado la masa monetaria para financiar un gasto público ineficiente, eliminando el 99% del valor que tenía el bolivar hace 4 años. Esta es la causa de la grave la inflación desmedida. Siendo el venezolano de a pie, el más afectado.

    La respuesta de este gobierno, es la peor que ha podido tomar en estos últimos años, la solución a esta crisis económica, no es sólo quitarle ceros a la moneda; una reconversión monetaria sólo sería efectiva si existiera un Banco Central verdaderamente autónomo; este se presenta como el mismo error de hace 8 años donde de igual forma se le quitó tres ceros al Bolívar y se abrió la puerta a un proceso de destrucción de la economía, que hoy nos tiene con un 90% de la población en situación de pobreza.

    Sólo con instituciones fuertes respaldando a la Asamblea Nacional y respaldando a un BCV independiente y autónomo que rinde cuentas es posible estabilizar la economía. Es necesario un cambio de modelo económico, no basta un cambio nominal de la moneda; ya lo vivimos con el Bolívar Fuerte, que hoy intenta ser Soberano.

    El mundo contemporáneo lo ha entendido así, las crisis de inflación que han existido en América Latina se acabaron justo en el momento que su Banco Central o autoridad monetaria, crea el acuerdo de gobernabilidad económica entre productores, consumidores, bancos comerciales y todas las instituciones del Estado: ejecutivo, legislativo y judicial.

    La verdadera solución “soberana” debe ser devolverle la autonomía que debe tener el Banco Central de Venezuela, como institución garante del equilibrio monetario de todos los venezolanos y no la caja chica de quienes nos gobiernan.

Comments are closed.