• Una Nueva Venezuela

    Uno de los comentarios más comunes y repetidos por toda la hegemonía comunicacional del PSUV, y de todos los personeros del gobierno en general, es que los demás no están preparados para dirigir al país, que les hace falta un plan, que no saben cómo gobernar.
    Hay que mencionar que la peor muestra de un buen gobierno la están mostrando ellos mismos, que su único plan ha sido la destrucción progresiva de todos y cada uno de los sectores de la sociedad, desde industriales a comerciantes, desde la clase media a maestros y profesores universitarios, hundiéndonos a todos en una pobreza que no era posible hace 20 años atrás, y que su forma de gobierno ha demostrado la ineficiencia de manejar y destruir a todas las empresas del Estado, incluyendo a la gallina de los huevos de oro: PDVSA.
    Pero más allá de describir la situación actual, que ya todos la conocemos y padecemos, debemos concentrarnos en las cosas que quisiéramos como país y como sociedad. Ese es el mejor plan posible para ofrecer a todos y que juntos podemos construir.
    En primer lugar, el respeto a las instituciones y a la separación de los poderes públicos debe ser una garantía para que ningún sector o partido político se imponga sobre los demás y que, por el abuso de poder, destruya las riquezas y patrimonios del país en beneficio propio. Esta separación de poderes implica la autonomía e independencia de cada uno de las ramas del Estado, con un Tribunal independiente y eficiente que administre justicia para todos por igual, con un Consejo Nacional Electoral que sea un verdadero árbitro y que permita al pueblo expresar sus opiniones políticas sin la necesidad de llegar a la confrontación, con una Asamblea Nacional que sea el centro de debate nacional y que garantice, mediante la discusión, el correcto desempeño institucional de cada rama y, por último, con un Presidente que gobierne verdaderamente para todos los venezolanos por igual, sin que nos divida en colores y posiciones.
    Creemos que la mejor forma de ser un gobierno es demostrando las mejores prácticas que existen en el mundo en materia de Derechos Humanos, que se acerque a las principales tendencias de desarrollo humano con educación de calidad para la vida, con sistemas de salud que garanticen el desarrollo de una vida plena y saludable, y en general, la aplicación de políticas que permitan la sostenibilidad de la sociedad como un todo, y que impulsen a las personas a ser cada día mejores.

Comments are closed.