• El Rescate de Venezuela

    Esta semana las pocas noticias que nos permiten ver nos muestran una realidad de país más trastornada y difícil cada día que pasa. La inflación nos hunde más en la pobreza, y vemos que, en medio de la desesperanza, familiares, vecinos y amigos tratan de buscar un mejor futuro fuera del país, ya que este gobierno parece haberles robado la esperanza.

    Vemos que muchos venezolanos han salido en busca de mejores condiciones, y por esto se arriesgan a vivir en terminales o albergues, muchos de ellos en condiciones de indigencia, hasta el punto de salir como balseros hacia las islas cercanas del Caribe.

    No podemos quedarnos de brazos cruzados ante esta situación. Debemos actuar con responsabilidad, no solo los 2 millones de venezolanos que han salido en busca de oportunidades, sino la mayoría de los que estamos en el país y queremos también oportunidades y esperanzas de vivir una Venezuela digna.

    La estrategia debe ser articular las acciones que conduzcan a la transformación. Debemos cambiar las cosas como lo hemos venido haciendo para encontrar un mejor camino hacia el progreso y la libertad. Y este cambio debe venir de todos los sectores, de todas las personas; desde la sociedad civil, los partidos políticos, los empresarios, las universidades, las comunidades y, en general, todos los sectores que queremos construir un mejor país. Sabemos que con este gobierno el cambio no se puede conseguir, y también sabemos que los países que han pasado por estas crisis han logrado salir de ellas a través del cambio de gobierno. Muchos dirán que con estas autoridades y con este CNE no se pueden lograr unas elecciones libres, pero el reto es demostrarles a ellos que el deseo de cambio es mucho mayor.

    El rescate del país pasa por un trabajo muy grande de parte de todos. Los partidos políticos debemos estar a la altura de este gran reto y dar un paso al frente con una estrategia de unidad y cambio, tal y como el país la necesita desesperadamente. Y así todos debemos colaborar para la construcción de un nuevo futuro.

    En este 2018 nos corresponde realizar elecciones presidenciales, y es la única oportunidad democrática, constitucional y pacífica que está en nuestras manos, y que con nuestra participación podemos lograr ese cambio tan deseado. El futuro del país está y siempre estará en nuestras manos.

Comments are closed.