• El reto del 2018

    Nos enfrentamos a un año compartiendo con la peor condición económica y social que hayamos tenido en la historia, y con unas perspectivas de que la crisis por inflación, alimentos, medicinas y enfermedades se profundizará mientras este gobierno siga en el poder.

    El reto que tenemos este año es luchar por un cambio de estas condiciones sociales que solo empeoran a medida que pasa el tiempo. Cerramos 2017 entre protestas por falta de alimentos, por crisis en el transporte público y por falta de agua en la mayoría de las zonas del país. No podemos conformarnos con esta calidad de vida, que hace que la gente dependa de un gobierno irresponsable. Debemos trabajar por un cambio.

    Durante el año pasado logramos demostrar la capacidad de reacción y de acción que toda la ciudadanía impulsa cuando hay un abuso del gobierno, y logramos una gran cohesión como sociedad. Debemos organizarnos una vez más y demostrar que la inmensa mayoría es capaz de activarse con un mensaje contundente de cambio.

    También tuvimos retrocesos políticos importantes, principalmente por el abuso de poder del partido de gobierno, y perdimos espacios políticos importantes como las gobernaciones y alcaldías. Frente a estos escenarios solo nos corresponde organizarnos para caminar hacia unas mejores condiciones que nos permitan enfrentar al oficialismo con toda su maquinaria.

    Todos deseamos un mejor país, con oportunidades para nuestros hijos, con capacidades productivas que nos permitan tener empleos con salarios dignos, que dejemos de depender de los sobornos del gobierno y convertir la presidencia en un espacio para crear las condiciones de avance y progreso que toda la sociedad necesita.

    Para lograrlo, debemos organizarnos como sociedad, con un mensaje sólido de cambio que nos devuelva la prosperidad que este gobierno nos ha quitado. Debemos reimpulsar las vías democráticas, pacíficas y constitucionales, y la elección presidencial es el mejor momento de demostrar que este pueblo quiere un cambio profundo en el modelo. Debemos tener presencia y acompañar en cada municipio, en cada centro electoral, a toda la ciudadanía, y devolverle la esperanza de que en Venezuela se puede vivir mejor.

Comments are closed.