• Llamado a la conciencia

    Esta semana ha sido de profunda preocupación para el futuro de Venezuela, mientras el mundo vuelca su mirada cada día más hacia el país preocupado por el hambre que genera la hiperinflación, la muerte de pacientes por falta de medicinas, la violación de derechos humanos, y por el oscuro panorama económico que tenemos para el año 2018.

    Venezuela es tema de discusión mundial, tanto en la región como en el seno de organismos internacionales como la Unión Europea y las Naciones Unidas, y parece que a este gobierno solo le interesa mantener su imagen ante el sistema financiero internacional, sin atender los problemas reales de los ciudadanos. Se reúnen a puerta cerrada para negociar el futuro del país, sin contar con la participación de toda la sociedad.

    Tenemos ahora una nueva oportunidad de generar un consenso social por el país. Se ha convocado a un nuevo capítulo de negociaciones entre el gobierno y la Unidad. A esta reunión debemos asistir con todas las garantías posibles, y la presencia del grupo de países amigos nos ayudará a establecer condiciones creíbles para que exista un compromiso.

    El país entero necesita recuperar las instituciones con organismos independientes, elecciones libres, justas y trasparentes; pero debemos ir más allá. Venezuela debe tener conciencia de que caminamos hacia una etapa de crisis profunda, y debemos construir soluciones entre todos para paliar esta situación. El gobierno debe entender que no puede seguir de espaldas al pueblo, al tiempo de reconocer y tener conciencia de que la solución pasa por la participación y el reconocimiento de todos.

    Hacemos un llamado a la conciencia política y humana de todos los venezolanos, tanto de los miembros del gobierno como a la sociedad, organizaciones civiles, universidades y al pueblo en general, para atender de manera conjunta lo que puede ser la peor crisis de nuestra historia. Todos somos necesarios en la reconstrucción de Venezuela.

Comments are closed.