• La deuda del Gobierno

    Esta semana es crítica para la República Bolivariana de Venezuela por los pagos de deuda externa que debe cancelar ante los acreedores internacionales. La situación es crítica por muchas razones, empezando porque este mal gobierno ha multiplicado la deuda externa que teníamos en el pasado mientras que en el mismo tiempo se ha encargado de destruir toda capacidad productiva, incluyendo la petrolera, que nos permite de alguna manera producir y poder pagar a los bancos extranjeros.

    Ya desde el año 2014 los economistas advertían sobre la práctica perversa del Gobierno de destinar cada vez más recursos al pago de los bancos internacionales y a los tenedores de bonos, sacrificando la importación de alimentos, de medicinas y de insumos para todos los venezolanos, lo que muestra una explicación del origen de la crisis que estamos viviendo.

    Hoy la situación es mucho peor que hace tres años, y lo vivimos por la escasez de productos básicos, y cuando los conseguimos, el precio es hasta 20 veces más de lo que lo solíamos conseguir. La sociedad civil y las ONG especializadas muestran cifras terribles con respecto a la desnutrición infantil y a la mortalidad materna como indicadores del deterioro de todo el sistema de salud. Asimismo, vemos todos los días gente comiendo de la basura, y es más común las personas que solo comen una o dos veces al día, ya que la crisis ataca principalmente nuestros bolsillos.

    En esta semana se deben haber cancelado más de 3.000 millones de dólares, recursos que si fueran destinados a atender a la alimentación y al equipamiento del sistema de salud venezolano, no tendríamos que escuchar todos los días una noticia acerca de un familiar o un amigo que sufre hasta la muerte para poder conseguir una medicina que no encuentra en una farmacia.

    La deuda del Gobierno no es con la banca internacional, sino con todos los venezolanos que venimos padeciendo la peor crisis económica y social que hayamos registrado. Nos dirigimos al quinto año de recesión económica y con niveles de inflación de 1.000% y 2.000%, según dicen los organismos internacionales.

    Nuestro deber con la sociedad es construir una propuesta política que nos integre a todos los venezolanos más allá de los intereses personales y que logre levantar una alternativa de cambio a este desastre que nos ha gobernado desde hace 18 años.

Comments are closed.