• El voto como arma

    La mejor táctica, la mejor estrategia en democracia es, siempre ha sido y será, la participación ciudadana a través del voto. En la lucha que hemos tenido a lo largo de los últimos 18 años frente a este régimen dictatorial, la experiencia nos ha demostrado que con el voto hemos resistido de la mejor manera, y que no participar nos ha costado años de sacrificio.

    Este país tiene una tradición y una cultura democrática que el chavismo no ha podido cambiar. A pesar de los intentos de crear organismos paralelos y estructuras que se alejan del modelo republicano que caracteriza a Venezuela como país, este pueblo ha sido responsable y consecuente con la reivindicación de las instituciones democráticas, a través de la elección de alcaldes, gobernadores, diputados a la Asamblea Nacional y Presidente.
    Por su parte, el Gobierno hace todo lo posible por evitar hacer las elecciones regionales y por desmotivar a todos para arrebatar por la fuerza lo que por los votos no puede. Este régimen sabe que no gana una elección ni de junta de condominio, que la única acción que le queda es la amenaza y generar obstáculos para crear ruido alrededor del proceso.

    La responsabilidad de nosotros, desde la Asamblea Nacional, es exigir que haya condiciones limpias, claras, transparentes e igualitarias para todos, y evitar que los organismos del Estado actúen de manera parcializada favoreciendo a la trampa y a la duda. Mucho hemos logrado en esta materia, no solo con las protestas de calle, que siempre han exigido el cumplimiento del cronograma electoral, sino también con el inmenso reconocimiento y respaldo de toda la comunidad internacional que exige y condiciona al Gobierno a mantener los principios democráticos establecidos en nuestra Constitución.

    Ahora la responsabilidad de todos es acudir a las urnas, es demostrar que el voto es el arma más valiosa de todo ciudadano, que, ante la participación masiva no hay trampa que ningún régimen pueda elaborar, y que cada vez que la ciudadanía se organiza y participa, significa un retroceso más para este gobierno opresor. La salida a la situación de crisis que enfrenta Venezuela solo la podemos conseguir con democracia.

Comments are closed.