• Presos en Dictadura

    Una de las peores muestras del deterioro de la democracia en nuestro país, es la gigantesca cantidad de presos políticos que se encuentran en los distintos centros de detención. El Foro Penal contabiliza 645 reclusos, quienes además se encuentran, en muchos casos, con muestras de maltratos, torturas y otras violaciones a los derechos fundamentales.

    Este régimen ha cruzado la línea democrática desde hace algún tiempo ya, hoy conseguimos que diputados, alcaldes, periodistas, dirigentes políticos, dirigentes vecinales, son privados de libertad por el sólo hecho de pensar de manera distinta. Vemos con mucha preocupación que muchas de estas personas son sometidas, en contra de la Constitución y de cualquier Estado de derecho, a la justicia militar, sin además contar con el debido proceso.

    Las evidencias del carácter político de estos atropellos las vemos cuando conseguimos que el centro preferido por el régimen para detención de los distintos dirigentes, es la sede de la policía política (SEBIN), ubicada en El Helicoide. Otra de las muestras de la voluntad dictatorial es que en muchos casos, se les acusa de delitos como “Traición a la Patria”, o “Rebelión Militar”, sin que exista la más mínima prueba de tales acusaciones.

    Tal es el caso del dirigente de nuestro partido Eleazar Guerrero, dirigente vecinal de la parroquia El Valle, y quien se encuentra injustamente detenido desde el mes de mayo, procesado incostitucionalmente ante un Tribunal Militar, por el sólo hecho de participar en las  protestas en contra de este gobierno.

    Nuestra lucha es por conseguir la restitución de la democracia en Venezuela. Esta lucha implica el rescate de los derechos de todos los venezolanos, iguales ante la ley, y con el respeto a los Derechos Humanos consagrados universalmente, lo que llevará a la libertad de todos los presos políticos,  y que ha sido nuestra prioridad en cualquier escenario de exigencias políticas, en cualquier escenario y ante cualquier instancia.

    Esta lucha debe tener distintas formas tales como protestas de calle, denuncias de cada una de las situaciones, así como la participación política exigiendo elecciones limpias, justas y transparentes. No hay una forma única de derrotar a la dictadura, pero debe existir como único criterio de acción, la democracia.   

     

Comments are closed.