• El gobierno de todos

    Hoy el mejor valor de toda la sociedad, los partidos políticos, los gremios, los estudiantes y los vecinos, es el compromiso. Gracias al trabajo conjunto hemos podido avanzar hasta un punto en el cual el Gobierno no puede seguir dando la espalda a las exigencias de todos.

    Venezuela es un país que dejó de resistir y ahora busca cambiar. Mucho es lo que hemos avanzado hasta hoy para el rescate de la democracia y la libertad. Somos un pueblo que ha reclamado de forma constante, por más de 100 días, la reivindicación de nuestro espíritu republicano, y ha logrado que su voz se escuche en el exterior, e incluso en el corazón de los venezolanos que confiaban en este gobierno.

    Somos una sociedad que movilizó a 7,5 millones de personas en Venezuela y en el mundo para manifestar sin vacilaciones su determinación en cambiar el rumbo del país. Esta lucha no ha sido fácil. Ha costado mucho sacrificio, mucho tiempo invertido y, sobre todo, la terrible pérdida de hijos, hermanos; de nuestra familia. Sin embargo, este conflicto nos ha permitido entender que es posible alcanzar nuestro propósito en la unión como venezolanos, que no es otro que rescatar a Venezuela de las manos de aquellos que por afán de poder y dinero la han empobrecido, destruido y despreciado.

    Desde la Mesa de la Unidad Democrática actuamos bajo los principios de la democracia y la libertad en constante respeto a la Constitución Nacional. Bajo estas premisas hemos construido, con un enorme esfuerzo y con el consenso de todos los factores que se unen en contra de este régimen, un compromiso de gobernabilidad.

    El país debe reconstruirse desde la destrucción que ha causado este mal gobierno, y para eso hemos fijado metas de corto, mediano y largo plazo. En un principio, la crisis humanitaria amerita la atención inmediata para la salud y la alimentación de la población. En segundo lugar, se deben orientar las políticas económicas y sociales para que generen un modelo de desarrollo económico y social que garantice la participación y bienestar de todos. Y, en tercer lugar, de manera simultánea debemos crear las bases institucionales que nos permitan a todos los venezolanos ingresar a la sociedad global del siglo XXI.

    Con certeza decimos y sostenemos que tenemos más futuro que pasado, y para lograrlo el compromiso que hemos demostrado hasta hoy da un paso más, esta vez el más determinante de todos. En esta nueva fase de nuestra lucha los necesitamos a todos juntos para que construyamos un gobierno de todos para la reconstrucción nacional. ¡Venezuela se levanta y avanza! ⊆

Comments are closed.