• VAMOS POR EL SI

    • El día de mañana toda la ciudadanía sale a la calle a decirle “si” tres veces a los valores que nos representan como sociedad: sí a la democracia, sí a la libertad, sí al respeto a la Constitución y las leyes, todo ello de cara a alcanzar un mejor futuro.
      La crisis en la que nos ha hundido este gobierno es la peor de la historia republicana en Venezuela. No hay registro ni precedente alguno del alto nivel de inflación que superen los porcentajes actuales. En materia de pobreza, escasez y falta de producción de alimentos y medicinas hemos roto con toda proyección. Este gobierno continuado desde 1998 ha hecho posible lo que era imposible: derrochar el ingreso que tuvo la nación por la mayor bonanza petrolera en el siglo XXI.
      El crecimiento económico sirvió solo para enriquecer a una élite política con privilegios en cargo del bienestar de todos los ciudadanos, incluso el mismo que en algún momento los llevó al poder. La sociedad democratica ha agotado todas las vías en los últimos dos años para lograr acuerdos mínimos de cohexistencia política, luego del resultado electoral de las últimas elecciones parlamentarias que dió una mayoría calificada a los democratas de la alternativa al oficialismo.
      Se han pretendido perpetuar en el poder con una alianza institucional que frena la alternabilidad como principio fundamental del Estado plural, soberano y republicano. Han desconocido la elección de los parlamentarios de Amazonas, luego han desconocido los actos legislativos, negaron la participación y el llamado a un referendum desde el TSJ, el CNE y ahora han deconocido la autonomía del Ministerio Público y las actuaciones de la fiscal Ortega Díaz.
      La consulta popular establecida por el constituyente de 1999 es la herramienta que tenemos para enfrentar a esta cúpula corrupta con el apoyo institucional de la Asamblea Nacional. El acto le devuelve al pueblo la capacidad de expresarse libremente, frente a un gobierno que le ha cerrado las formas de participación.
      Con el “sí” rechazaremos el fraude que pretenden realizar para petrificarse en el poder. Con el “sí” recuperaremos la independencia de la institucionalidad democratica. Con el “sí” hacemos público el deseo por un gobierno de unidad nacional.
      El gobierno nunca pudo obtener la data de votantes de las primarias de 2012 para escoger al candidato de la Unidad, menos ahora para esta convocatoria de los demócratas fortalecidos.

Comments are closed.